Darkside

Darkside

domingo, 30 de agosto de 2015

EL CIUDADANO OPORTUNO (MICRORRELATO2)



Don Jacinto saboreaba el  Tío Pepe en Rama acompañado del Joselito cortado por el campeón de España en el interior acristalado del hotel con aire acondicionado desde donde se divisaba la calle. Sonaba un piano flamenco.
Esperaba a uno de sus empleados al que había enviado a comprar una barrera para la corrida de Morante.
Un Montecristo yacía en su cápsula metálica en el velador.
Fuera, grupos de gente sudorosa bebía algo parecido a vino dulce mientras cantaban y bailaban. Se intentaban quitar el calor con abanicos de plástico patrocinados por una marca de cerveza  exquisita.  De repente apareció alguien con un papelón de jamón de pata blanca cortado a máquina y piquitos, que  compartieron.
No podía oír las risas, por el Climalit, pero si ver las caras.
“Parecen felices”, pensó .
Descolgó el móvil: “Compra acciones de esa cerveza y de ese vino”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario