Ir al contenido principal

LA MACARENA, LA CARNE DE MEMBRILLO Y ANTONIO BANDERAS.



No había entonces internet, ni siquiera televisión.
La radio retransmitía música sacra lo Viernes Santos  y no se podía ir al cine.
La Cadena Azul de Radiodifusión, el SUR, la TARDE y  la Hoja del  Lunes eran las fuentes más asequibles y mediatizadas de información sesgada.
Para ir a Miarmacity había que subir por la carretera de los Montes, parando en varias ventas para que vomitaran los niños y de camino “tirarse” un “cacharrazo” de vino “durce”. Incluso si estaba allí la parejilla de la Guardia Civil, invitarlos .
 Sólo algunos viajantes conocían algo de lo que ocurría junto al Guadalquivir en Semana Santa, y otros , muchos menos, de allí sabían algo de lo que sucedía aquí. Como el representante de juguetes Juan Carrero.
Con suerte se podía ve algo en el NODO.
Y así anduvimos muchos años, hasta que empezaron a retransmitir en  el UHF, entre Ben Hur y La Túnica Sagrada , algunas procesiones y una vez cada muchos años le tocaba a Andalucía. Porque entonces no había autonomías  y lo mismo daba Valladolid que Cuenca.
Por fin llegó el progreso en forma de carretera de las Pedrizas y Telesur. Y empezamos a conocer  que había más Semana Santa en Andalucía que la promesa del Cautivo , la liberación del preso y la Legión.
Pero antes de todo esto ya conocíamos que allí junto al rio Betis había una dolorosa muy guapa que se llamaba Macarena (curioso nombre).
Y lo conocíamos porque en casi todas las casas había una lata , caja de modista o cajón desastre con su rostro enmarcado de blondas.
Una lata que no venía de tierra miarma sino de tierra cuartelera. De Puente Genil.
Una caja de lata que estaba repartida por todo el Mundo y que en todo el Mundo generaba una curiosidad por conocer quién era ese rostro dulce que cobijaba el dulce membrillo.
La Esperanza Macarena era famosa en el mundo entero por la carnemembrillo.
 Hoy sólo hay que ir a Google y poner Semana Santa para ver millones de fotos, artículos, historias, anécdotas, liturgias, vocabularios, videos, sonidos….
Internet nos facilita a los que amamos este fenómeno multifacético conocer como son las cosas  por ejemplo, en Guatemala.
Y permite a un  erasmus en Varsovia poder estar al tanto de lo que ocurre aquí en su tierra en estos días.
Pero tienes que ser consciente de que existe , de lo contrario jamás lo pondrás en un buscador.
Por eso era tan importante la lata de carnemembrillo.
La Semana Santa de Málaga tiene una caja de hojalata de carne membrillo de carne y hueso.
Se llama José  Antonio Domínguez  Banderas, es, entre otras cosas actor.
 Y ayer le enseñó la Semana Santa de Málaga  a Tony Blair.



Comentarios

  1. Y yo aun diría mas,es verdaderamente precioso,Sr.Lasaeta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

A la Virgen en Martes Santo malagueño.

Olores que perfumistas no hallan en sus mixturas. Sentimientos de oculta sinapsis psicoanalista. Sabores que las abuelas no desvelan acomidistas Noticias que nunca llegarán a periodistas Visiones queson vivencias realistas Texturas de terciopelo Brillos de amatistas Sueños musicales Pellejo y metal de artistas Vestidor que no respira hasta ver la saya lista Hilo de flores, jardineros camaristas. Sudor y lágrimas en abrazo intimista. Panal que mudó en flores el artesano cerista . Botijo que con cariño moldeara el ceramista Estrella de la mañana. Rocío de mediodía. Albacea, sin nervios ni prisas, pon el Rosario en las manos de la que pétalos pisa. El manipulo con Gracia ¡Quiero que Penas no existan! Y de nuevo haya Esperanza ¡La Señora ya está lista!
LASALASAETA

¿BOTELLÓN? ¡PUES CLARO COÑO!

Cuando yo era chico se contaba un chiste:Uno que le da a un mendigo una peseta y le dice "toma, pero no te la gastes en vino" y contesta el indigente "no, voy a dar la entrada para un piso". Esto viene a colación con el botellón ( de feria o de todo el año). En efecto, en los últimos tiempos de la lucha por la democracia nos manifestábamos al grito de  "¡Pan , trabajo y libertad! " De aquellos tres deseos, la democracia sólo concedió uno y medio a los jóvenes españoles de ésta generación. Libertad, toda la del mundo, tanta que ni los padres consiguen recortarla un poco en aras de una educación y un civismo que se le presupone a una sociedad democrática donde cabemos todos siempre que no invadamos las parcelas de libertad de los demás. Pan , pues más o menos , aunque sea con la pensión de la abuela, a estos ninis involuntarios ( casi 50% de paro juvenil) o voluntarios ( siempre hubo lumpen) no les falta un plato para comer ni una botella de Cartojal o ginebra…