Ir al contenido principal

Enola Gay



Después de Hiroshima y Nagasaki pareció que el mundo había aprendido la lección. No mas guerras. Sin embargo nunca hubo paz absoluta . Vietnam. Corea, Balcanes, Medio Oriente. El miedo nuclear contenía a los gobernantes belicosos. Sin embargo los codiciosos de poder seguían buscando el arma perfecta. El arma que les pemitiera dominar el mundo sin miedo a la destrucción masiva que les podía afectar tambien a ellos. Y la encontraron. Es sutil, deja pocos cadáveres , aunque muchos muertos vivientes...Y sobre todo, a ellos no les afecta. Ni siquiera podemos saber exactamente cuales son sus generales. No hay Rommels ni Patons. Aunque de vez en cuando se les ve el plumero, sobre todo a los mas tontos ( permítaseme un poné Esperanzita Aguirre, cabo chusquera del invento, por su descaro). Supongo que ya conoceis el arma: se llama "MERCADOS". Nos ha pillado de improviso, como el Enola Gay a los japoneses. Pero la democracia encontrará el arma adecuada para contrarrestarlos. Porque somos más y  somos mejores. Es cuestión de tiempo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A la Virgen en Martes Santo malagueño.

Olores que perfumistas no hallan en sus mixturas. Sentimientos de oculta sinapsis psicoanalista. Sabores que las abuelas no desvelan acomidistas Noticias que nunca llegarán a periodistas Visiones queson vivencias realistas Texturas de terciopelo Brillos de amatistas Sueños musicales Pellejo y metal de artistas Vestidor que no respira hasta ver la saya lista Hilo de flores, jardineros camaristas. Sudor y lágrimas en abrazo intimista. Panal que mudó en flores el artesano cerista . Botijo que con cariño moldeara el ceramista Estrella de la mañana. Rocío de mediodía. Albacea, sin nervios ni prisas, pon el Rosario en las manos de la que pétalos pisa. El manipulo con Gracia ¡Quiero que Penas no existan! Y de nuevo haya Esperanza ¡La Señora ya está lista!
LASALASAETA

¿BOTELLÓN? ¡PUES CLARO COÑO!

Cuando yo era chico se contaba un chiste:Uno que le da a un mendigo una peseta y le dice "toma, pero no te la gastes en vino" y contesta el indigente "no, voy a dar la entrada para un piso". Esto viene a colación con el botellón ( de feria o de todo el año). En efecto, en los últimos tiempos de la lucha por la democracia nos manifestábamos al grito de  "¡Pan , trabajo y libertad! " De aquellos tres deseos, la democracia sólo concedió uno y medio a los jóvenes españoles de ésta generación. Libertad, toda la del mundo, tanta que ni los padres consiguen recortarla un poco en aras de una educación y un civismo que se le presupone a una sociedad democrática donde cabemos todos siempre que no invadamos las parcelas de libertad de los demás. Pan , pues más o menos , aunque sea con la pensión de la abuela, a estos ninis involuntarios ( casi 50% de paro juvenil) o voluntarios ( siempre hubo lumpen) no les falta un plato para comer ni una botella de Cartojal o ginebra…