Ir al contenido principal

INOCENTES



Tuve un profesor de Historia de la Medicina, que empezaba su asignatura con la siguiente reflexión: ‘’Los verdaderos protagonistas de la Historia no son los reyes , ni los ministros, ni los generales. Lo son sus cocineros, sus labradores, sus escribanos,  sus soldados…’’
El mes de diciembre viene cargado de fiestas religiosas cristianas. De las más importantes sin duda alguna.
La Inmaculada Concepción de María, por ejemplo, dogma de fe que se refiere a que la Santísima Virgen fue concebida sin pecado original, y no que ella concibió a Cristo por obra y gracia del Espíritu Santo.
La Iglesia da mucha importancia a esto, y la tiene sin duda, pero es un concepto muy ‘’en la nube’’, muy despegado del fango en que estamos inmersos aquí abajo.
La Natividad de Cristo nos toca más de cerca. Se habla de no encontrar posada, se habla de nacer en un pesebre, con o sin vacas y burros , se habla de pastores, gente humilde analfabeta.
¡Oh! ¿ Se habla de desahucios, , malas condiciones sanitarias, ignorancia , falta de formación…?
Pues sí. Se habla de eso. Se habla de lo que está todos los días en las portadas de los periódicos.
Conviene pues, a los que les conviene, dar a la Navidad un sentido menos ‘’reivindicativo’’. Conviene que sea una fiesta ‘’familiar’’ . Conviene exaltar  a la abuela  que con su pensión mantiene a toda la familia . ¡Maldito sea el anuncio de Campofrío!.
Conviene subliminalmente, una vez más,  culparnos a los ciudadanos , que ‘’vivíamos por encima de nuestras posibilidades’’ y echar el peso de la solución a las familias.
Conviene que la gente piense que es este modelo de sociedad dominada por los codiciosos el único posible.
Por que si un día, las familias hacemos piña y nos convertimos en sociedad, les van a temblar los pies de barro.
En toda esta vorágine de fiestas y polvorones hay dos , más secundarias, que sin embargo para mí son muy especiales.
El dieciocho celebramos la Expectación, la Esperanza. Y el veintiocho Los Inocentes.
Estas si que son fiestas de actualidad : ¡Que nadie pierda la esperanza! ¡que no haya ni un suicidio más! ¡que no haya más matanzas de inocentes! Ni en las escuelas norteamericanas ni en los campos de refugiados, ni el las hambrunas africanas, ni en Haití, ni en las guerras potenciadas por los fabricantes de armas, ni en los cartones de los cajeros automáticos donde duerme un mendigo.
Me decía hace unos días un buen amigo ‘’ Los católicos estamos ante una gran oportunidad para demostrar que los somos’’.
Y es verdad. Me retrotraigo ahora al mes de Noviembre, a su primer día. El de Todos los Santos. Esa legión de santos anónimos que han existido a lo largo de la Historia y que existen hoy en los Cáritas, en los Ángeles malagueños, en la Fundación Corinto, en Bancosol….
¿ Que tal si nos proponemos ser ‘’una mijilla’’ santos?. Cada uno en la medida de nuestras posibilidades.
¿Y que tal si además de hacer caridad  nos proponemos hacer de este mundo un sitio más justo donde la caridad fuese innecesaria?.
Por que de lo contrario, lo único que estamos haciendo es sacar las castañas del fuego a los que la Navidad sólo les parece una época del año donde comer angulas y beber Möet Chandón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A la Virgen en Martes Santo malagueño.

Olores que perfumistas no hallan en sus mixturas. Sentimientos de oculta sinapsis psicoanalista. Sabores que las abuelas no desvelan acomidistas Noticias que nunca llegarán a periodistas Visiones queson vivencias realistas Texturas de terciopelo Brillos de amatistas Sueños musicales Pellejo y metal de artistas Vestidor que no respira hasta ver la saya lista Hilo de flores, jardineros camaristas. Sudor y lágrimas en abrazo intimista. Panal que mudó en flores el artesano cerista . Botijo que con cariño moldeara el ceramista Estrella de la mañana. Rocío de mediodía. Albacea, sin nervios ni prisas, pon el Rosario en las manos de la que pétalos pisa. El manipulo con Gracia ¡Quiero que Penas no existan! Y de nuevo haya Esperanza ¡La Señora ya está lista!
LASALASAETA

¿BOTELLÓN? ¡PUES CLARO COÑO!

Cuando yo era chico se contaba un chiste:Uno que le da a un mendigo una peseta y le dice "toma, pero no te la gastes en vino" y contesta el indigente "no, voy a dar la entrada para un piso". Esto viene a colación con el botellón ( de feria o de todo el año). En efecto, en los últimos tiempos de la lucha por la democracia nos manifestábamos al grito de  "¡Pan , trabajo y libertad! " De aquellos tres deseos, la democracia sólo concedió uno y medio a los jóvenes españoles de ésta generación. Libertad, toda la del mundo, tanta que ni los padres consiguen recortarla un poco en aras de una educación y un civismo que se le presupone a una sociedad democrática donde cabemos todos siempre que no invadamos las parcelas de libertad de los demás. Pan , pues más o menos , aunque sea con la pensión de la abuela, a estos ninis involuntarios ( casi 50% de paro juvenil) o voluntarios ( siempre hubo lumpen) no les falta un plato para comer ni una botella de Cartojal o ginebra…