Ir al contenido principal

El mendigo y la beata.


El mendigo estaba allí desde antes de edificar la iglesia. Incluso desde antes de legalizarse el PCE. El mendigo siempre estuvo allí. Como la viejecita que le echaba cada día una moneda de su paguita . Sus ideas sobre política o religión eran muy rudimentarias casi inexistentes. Su única prioridad era comer. Ambos. Durante todos estos años permanecieron así, ajenos a cosas como esta:

O esta otra:
IU plantea la creación de un banco de alimentos “a gran escala”




La alcaldesa , cristiana ella, es criticada por sus opositores, comunistas y socialistas ellos ‘’ Quisiera hacerle una proposición, Sra. BOTELLA: Se me ocurre, que como ud. es muy católica, apostólica y romana, estaría bien que diera cobijo a estos mendigos ...’’
El vicepresidente de la Junta de Andalucía, comunista él , es criticado por los políticos de los partidos ‘’católicos’’  ‘’Que se baje el sueldo , que lo reparta entre los pobres’’
Mientras tanto, el mendigo y la viejecita siguen igual. No, peor.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A la Virgen en Martes Santo malagueño.

Olores que perfumistas no hallan en sus mixturas. Sentimientos de oculta sinapsis psicoanalista. Sabores que las abuelas no desvelan acomidistas Noticias que nunca llegarán a periodistas Visiones queson vivencias realistas Texturas de terciopelo Brillos de amatistas Sueños musicales Pellejo y metal de artistas Vestidor que no respira hasta ver la saya lista Hilo de flores, jardineros camaristas. Sudor y lágrimas en abrazo intimista. Panal que mudó en flores el artesano cerista . Botijo que con cariño moldeara el ceramista Estrella de la mañana. Rocío de mediodía. Albacea, sin nervios ni prisas, pon el Rosario en las manos de la que pétalos pisa. El manipulo con Gracia ¡Quiero que Penas no existan! Y de nuevo haya Esperanza ¡La Señora ya está lista!
LASALASAETA

¿BOTELLÓN? ¡PUES CLARO COÑO!

Cuando yo era chico se contaba un chiste:Uno que le da a un mendigo una peseta y le dice "toma, pero no te la gastes en vino" y contesta el indigente "no, voy a dar la entrada para un piso". Esto viene a colación con el botellón ( de feria o de todo el año). En efecto, en los últimos tiempos de la lucha por la democracia nos manifestábamos al grito de  "¡Pan , trabajo y libertad! " De aquellos tres deseos, la democracia sólo concedió uno y medio a los jóvenes españoles de ésta generación. Libertad, toda la del mundo, tanta que ni los padres consiguen recortarla un poco en aras de una educación y un civismo que se le presupone a una sociedad democrática donde cabemos todos siempre que no invadamos las parcelas de libertad de los demás. Pan , pues más o menos , aunque sea con la pensión de la abuela, a estos ninis involuntarios ( casi 50% de paro juvenil) o voluntarios ( siempre hubo lumpen) no les falta un plato para comer ni una botella de Cartojal o ginebra…