Darkside

Darkside

miércoles, 13 de febrero de 2013

EL INFIERNO COFRADE

-->
Entre las frases lapidarias que están en la mente de todos los cofrades hay una de Francisco  Jiménez Valverde que es ya legendaria ‘’El que se tangue no entrará en el Reino de los Cielos’’.
¿Y si no entra en el Reino de los Cielos donde irá?
Pues al Limbo no, que se lo ha cargado Benedicto antes de irse.
Al Purgatorio tampoco, porque tarde o temprano todas las almas del Purgatorio terminan en el Cielo, aunque puede que algún cuaresmero pase una temporadita por aquellos lares.
¿ Entonces? ¿ A donde van los cofrades que se tangan, los figurones , los criticones, los que no conocen como son las capillas de sus Sagrados Titulares porque no las han visitado nunca, los que cruzan ‘’pormedio’’ de las procesiones, los que no saben lo que es Caritas parroquial, los que desconocen lo que es un Triduo o un Quinario, los que llevan treinta años de hermano y tiene todos los derechos pero ninguna obligación, los que nunca han ido a un Cabildo, los que enseñan a sus hijos a pedir cera y a corretear por el recorrido oficial, los que no pagan la cuota?

Pues van al infierno cofrade.

El infierno cofrade dista mucho de lo que conocemos como infierno, con sus hogueras y sus Pedros Boteros.
No predomina el fuego, si hubiese fuego en el infierno cofrade alguno evocaría la magnificencia de una candelería de un trono de Virgen en la rotonda del Marqués.
No, en el infierno cofrade llueve, llueve sin parar o si el que allí pena ha sido hermano mayor, amenaza lluvia,  que es muchísimo peor que llover.
Y hace viento. El viento es especialmente virulento en el infierno de los mayordomos de trono de virgen. Se caracteriza por no dejar prender los cirios, ni siquiera con bombonitas de butano tipo ‘’soldador’’, mucho menos con pabilos enrollados en una caña.
No, el infierno cofrade da menos llama que en un Zippo rellenado con gaseosa. En el infierno cofrade hay trenes de vela apagá

El frío predomina en el infierno de las cofradías de túnicas de tergal. A más fino, mas frío.  En las de terciopelo , sobre todo si es negro, predomina el terral.
Lo peor del infierno cofrade es que está repleto de esculturas de Cristo y la Virgen de bulto completo, sin vestimentas, y sin policromar. Suelen ser de mármol y , aunque  algunas son copias de grandes artistas como la Pietá de Miguel Ángel, la visión de este tipo de esculturas  produce un horror indescriptible en el cofrade vestidor y las camareras no pueden soportarlo. También lo pasan muy mal los albaceas de culto.
Las flores son de plástico, y nunca son claveles rojos ni lirios morados. Tampoco blancas. No hay una sola azucena , ni siquiera cardos.
No verás en el infierno cofrade liliums, ni fresias, ni siquiera crisantemos, ni calas. Ni un pobrecillo alhelí.
Hay flores de plástico de los chinos y de IKEA. Suelen estar recubiertas por capas de purpurina.
Hay una diferencia muy curiosa entre el infierno cofrade malagueño y el sevillano. En el  primero suena una voz constantemente que dice ‘’ ¡tó por igúa valiente a esta é!’’. En el sevillano por el contrario suena siempre una campana con una cadencia de varios toques muy seguidos, dos toques secos y uno más.
Curiosamente, y en contra de lo que se podría pensar, si se oyen saetas en el infierno cofrade. Pero son como ésta:
Y a veces recita poemas un tal Garó de apellido.
Y ¿ a que huele el infierno cofrade? se  preguntarán ustedes. Pues dicen los teólogos que no huele  nada. Ni a incienso de los Tres Reyes, ni a arroz con leche, ni siquiera a limón cascarúo.
Pero yo no estoy del todo de acuerdo. Yo creo que en el infierno cofrade tiene que oler a incienso, pero a ese incienso que repartió el diario SUR hace unos años en Cuaresma. No puede haber nada más diabólico.
En el infierno cofrade los  viernes de cuaresma te dan de comer hamburguesas de dani garcía y jamón de 5  jotas. No se puede tener más mala leche, hay que ser muy demonio para hacerle a uno esa putada. Con lo buenos que están los correosos bocatas de palometa y queso blanco.
Hay muchas más cosas horrorosas en el infierno cofrade. Seguro que a ti, querido lector, se te están ocurriendo algunas que a mi se me han pasado.
Pues nada, me las comentas en mi Facebook  o en mi Twitter, y nos reímos un poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario