Darkside

Darkside

sábado, 18 de agosto de 2012

LA FERIA NO ES PARA TODOS


LA FERIA NO ES PARA  TODOS

Hace unos meses ya , llegaron a mi mail unas supuestas declaraciones del laborista primer ministro Australiano Kevin Rudd , que decían lo siguiente: “Son los inmigrantes, no los australianos, los que deben adaptarse. O lo toman o lo dejan. Estoy harto de que esta nación tenga que preocuparse de si estamos ofendiendo a otras culturas o a otros individuos”*
Este 18 de Agosto, último día de feria y primero de la liga de fútbol, punto de inflexión entre el exceso y la rutina, me hago esta reflexión:
En pleno siglo XXI estamos obligados a mirar el futuro, acoger novedades, apoyar creatividades e iniciativas . La sociedad tiene que avanzar y los seres  humanos desarrollar sus competencias.
La juventud tiene que tomar el mando, las riendas de la sociedad. Naturalmente que sí.
Pero esto hay que cimentarlo sobre los pilares que estratificadamente han ido construyendo las generaciones anteriores. Si no hay un respeto hacia lo que hicieron nuestros antepasados y pensamos que todo lo nuevo es mejor y tiene derecho a ocultar lo antiguo sobre capas de modernidad, estaremos creando una sociedad con los pies de barro. Y hueca.
Y unos de los nexos fundamentales entre generaciones  son, o deberían ser, LAS TRADICIONES.
Las tradiciones pueden ser de ámbito familiar, local , nacional o internacional. Las más cercanas evidentemente son las familiares, como reunirse en torno a la abuela el día de su santo.
Y luego están las tradiciones locales , que en nuestra ciudad son muy claras:  La Semana Santa, de origen religioso y la Feria, de origen civil. Hay más, pero estas dos son las más importantes.
La Feria, esta que acabamos hoy es un ejemplo,  a diferencia de lo que viene sucediendo en otras fiestas grandes de otras ciudades, entre ellas Sevilla o a diferencia de nuestra propia Semana Santa, no encuentra su lugar.
El motivo:  Si  en Semana Santa los protagonistas son las cofradías, que mantienen viva la llama de la tradición  desde hace mas de 500 años, en el caso de la feria son los políticos los que tienen la manija. Y si el cofrade trata de ‘’agradar’’ a los cofrades importándole bastante poco lo que opinen los no cofrades, los políticos en Feria intentan agradar a todos, sean feriantes o no. Ellos sólo entienden de votantes.
Y en este ‘’agradar a todos’’ introducen  durante la feria elementos que no tienen nada de feria.
La feria tradicionalmente han sido Toros, carricoches y casetas. Al que le  han gustado uno o varios de estos elementos , ha disfrutado de la feria, y el que no, pues mire usted, ‘’ no me gusta la feria, me voy a mi casita del Rincón a la playita’’ o a casa de los abuelos, al pueblo.
Igual que en  Semana Santa. No es un drama, es incluso menos drama que emigrar como diría D. Jorge el gobernador.
A mí no me gusta Rock  in  Rio,  y no voy a Rock in Rio, ni a un ‘’espectáculo’’ de David Ghetta  o de Paquirrín. Mire usted, no.
Pues lo mismo, si a usted no le gusta la feria, no venga hombre y si viene adáptese, trate de ser respetuoso con sus orígenes.
Y ustedes señores políticos, intenten inculcar ese espíritu a los jóvenes y déjense de carpas con pinchadiscos en la puerta de una iglesia. Y sobre todo, dejen montar la feria a los que saben, a los feriantes , a las peñas, a los hosteleros  . Apoyen  pero no piensen, porque cada vez que piensan y experimentan, echan ustedes una capa de hormigón armado sobre los restos arqueológicos de la feria de nuestros mayores.
Si quieren feria adaptense a ella, que ya estamos hartos de adaptar la feria a todos los gustos.

* El texto completo lo podéis  leer en este enlace: http://sinolocuento.blogspot.com.es/2010_01_01_archive.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario