Darkside

Darkside

jueves, 16 de febrero de 2012

HONORARIOS


Sobre HM honorarios

Hubo un tiempo en el que las cofradías de esta ciudad  estuvieron al borde de la quiebra. No había ni para pagar la cera. Mucho menos para pagar a los hombres de trono. La palabra ‘’ruedas’’ empezó a resonar con fuerza en las mentes de los cofrades malagueños, como una maldición bíblica.
Los escasos y valientes cofrades que se hacían cargo del gobierno de las hermandades en tan difíciles circunstancias tuvieron que echarle imaginación y esfuerzo.
Yo he visto hermanos mayores recogiendo cartones para venderlos para sacar un duro para su hermandad.
Mucho se ha hablado de la incorporación de los jóvenes al varal y de las mujeres a las filas de nazarenos. Y en eso reside el grueso del mérito, naturalmente. Muchos granitos que hacen montaña.
Pero hubo otros elementos que siendo importantes, algunos MUY importantes, han quedado relegados al olvido, cuando no al desprecio.
Las mantillas, por ejemplo,  a las que se cobraba una cuota mucho mayor que a un nazareno ( y se les daba una vela menor, cuando no un bastón viejo, al que el gastado níquel dejaba ver el latón de debajo). Pero no es este el tema de mi reflexión.
Me voy a referir a los HERMANOS MAYORES HONORARIOS.
El nombramiento como hermano mayor honorario de una institución de la sociedad malagueña o nacional, supuso  en muchos casos un doble beneficio para las cofradías. Por un lado el económico gracias a las aportaciones de mayor o menor cuantía y por otro el beneficio social, pues acercar las cofradías a los colectivos civiles ciudadanos acercó a muchos al mundo cofrade, algunos se implicaron , se hicieron cofrades  y aumentaron la nómina de hermanos y las filas de penitentes y los hombros en los varales. Y también  las Juntas de gobierno.
Instituciones como La ONCE, la Universidad Complutense(cuyo rector llegó a ser Pregonero), los colegios profesionales , diversos cuerpos militares y un largo etcétera.
Sin embargo, la suerte que han corrido estos colectivos es diversa. Si los militares, seguramente por su espectacularidad en el desfile, están relativamente bien vistos salvo por  una parte del mundo cofrade, otros parece que son un estorbo para la mayoría.
Es común entre la corriente ‘’purista’’  oír comentarios como ‘’figurones’’ o ‘’¡que se vistan de nazarenos!’’.
Los medios de comunicación, por lo general, ignoran, si no critican, las presidencias. Y el ambiente general no ayuda: el laicismo impera en el pensamiento político.
Sin embargo, yo defiendo la imbricación de cofradías y sociedad., la interrelación entre instituciones malagueñas , la simbiosis enriquecedora del fenómeno cofrade y el tejido social de la ciudad.
Por supuesto desde la más absoluta independencia de la Iglesia , pero también desde el convencimiento de que el fenómeno cofrade es polifacético , es un poliedro irregular dinámico donde cada cara es vista en una mayor o menor dimensión  dependiendo del observador y de la época histórica .
Pido mayor atención y respeto para los Hermanos Mayores honorarios. El pasado año una televisión local se refirió a los miembros de alguna presidencia. Con nombres y apellidos. Tampoco es tanto.  Es solo un sinónimo de decir  ¡Gracias!.

1 comentario: