Darkside

Darkside

domingo, 19 de enero de 2014

SEXUALIDAD



‘’La sexualidad tiene una estructura y un fin, que es el de la procreación”
Seguramente esta afirmación de su Eminencia Fernando Sebastián  es compartida por muchos teólogos, príncipes de la Iglesia, obispos, clérigos y laicos.
Y seguramente se basen en escritos de Doctores y Padres de la Iglesia a los que interpretan como ya anteriormente estos interpretaron a los Evangelistas y a los primeros cristianos.
Probablemente hay que ser un experto teólogo para opinar sobre ello y yo no lo soy.
Pero también es probable que Dios sea más simple de lo que estos quieren hacernos ver .
Así que me permito la licencia de opinar, porque ya no hay Inquisición y porque esto lo va a leer muy poca gente.
Y opino que la sexualidad con el único fin de la procreación es propia de animales.
Yo creo que Dios es Amor. Y el amor se expresa también en el sexo.
Recuerdo en mis tiempos de alumno salesiano que me decían:
‘’Si estás enamorado, lo que quieres es estar cerca de la persona a que amas todo el tiempo, lo más cerca’’
Claro que lo decían refiriéndose a que si tanto queríamos a María Auxiliadora, debíamos visitarla mucho y rezarle…
Pero no les faltaba razón. Si estás enamorado quieres estar cerca de la persona a que amas y lo más cerca que se puede estar  no es’’ junto a’’, sino más allá, ‘’dentro de’’.
 El sexo es una expresión del amor. Naturalmente cuando es consentido mutuamente.
Y tener hijos es una decisión de los enamorados, mutua y libremente decidida.
No creo que Dios se sienta ofendido porque dos que se aman se expresen su amor.
No creo que nadie tenga derecho a crear cargo de conciencia a los amantes que se unen en uno sólo como máxima expresión de su amor.
No creo que sea ‘’seguir el instinto como los animales’’, sino al contrario, los animales no son capaces de sentir lo que sienten las personas y así lo ha querido Dios.
No creo que el sexo sea sucio.
Y  no por ello me considero menos cristiano. Y católico por bautizado .
Cristo es tan grande que mantiene la fe de muchos  a pesar de las ganas que te dan de borrarte las cosas que dicen algunos de los que se llaman sus ‘’pastores’’.
 

martes, 14 de enero de 2014

Agua es salud.



La delgada línea entre salud y enfermedad depende de factores muy simples.
Y la memoria de los hombres es
muy frágil.
Seguramente  la idea de Líster de que los cirujanos se lavasen las manos  antes de una intervención haya salvado más vidas que el más sofisticado de los ‘’scáneres’’  o robots ‘’Da Vincis’’.
A otra escala, el simple hecho de disponer de agua corriente con la que poder lavarse las manos antes de comer también ha salvado vidas y  sin duda ha ahorrado a los servicios sanitarios una enorme cantidad de recursos dedicados a tratar infecciones tan simples como las diarreas por E. Coli. Por no nombrar el Cólera.
Por eso hay que tener mucho cuidado con las decisiones políticas , que incluso inadvertidamente pueden afectar a la salud de la población.
Estos días se ha producido en nuestra ciudad una velada subida de la tarifa del agua mediante un sistema que ‘’castiga’’ el ‘’excesivo’’ consumo.
Aparentemente era un ‘’premio’’ a las familias numerosas, pero en realidad es un castigo a las rentas más bajas.
Es difícil ponerse en la piel del anciano que vive sólo y con una pensión mísera al que  se le dice que si se pasa de litros le van a cobrar más por el agua.
En realidad por lo que veo últimamente es difícil que determinados gobernantes se pongan en la piel  de los más desfavorecidos.
Pero si  por un momento fuésemos capaces de ponernos en esa situación, lo mismo  comprenderíamos  que hay que priorizar, y lo primero es comer, vestir y cobijarse,  y que a lo mejor se puede prescindir de la calefacción e incluso de la higiene.
Sí , ya se, soy  un demagogo exagerado. Ojalá.
Pero me preocupa que el acceso restringido  a elementos tan básicos puedan suponer un aumento de patologías que considerábamos  superadas y todo ello en un entorno de recortes en el sector de la Sanidad.
Miedo me da.


jueves, 9 de enero de 2014

MI AMIGO FERNANDO RICO. Un malagueño universal.



Hoy las redes bullen por si las niñas deben ir con capirote o sin capirote  y tal y cual. También he visto que  ponen en la tele una peli sobre Vicente Ferrer.
Y no sé por qué he pensado en  qué lo que pensará de todo esto mi amigo Fernando.
Porque Fernando es cofrade, al menos lo era cuando joven , de la Expiración como tantos Maristas de aquellos tiempos que fueron allí de la mano de Pepe Cabello.
Algunos de los que me leéis conocéis a Fernando , pero la mayoría no.
Pues mirad, es un malagueño internacional. Pero no de irse a Hollywood, sino de irse a África , a Roma o a donde lo mandaran al servicio de su organización.
Hubo quien nos ganó la partida a los cofrades y se quedaron con el corazón de Fernando:  Los Focolares . ¿Os suenan? Poco ¿ Verdad?. Pues miradlo en google.
Primero los ‘’Junior’’ y luego los focolares engancharon a Fernando. Y se entregó .
Fernando es médico , de mi promoción y antiguo alumno marista, de mi COU.
Se fue a Camerún, vivió al servicio de los mas pobres entre los pobres : los enfermos de SIDA de las cárceles de Camerún. Ahora que ponen en la tele el programa ‘’Encarcelados en el extranjero ‘’ y similares podéis haceros una idea.
Ahí se dejó parte de su salud , ni él sabe cuántas veces pasó la malaria y que secuelas le ha dejado la medicación, la quinina.  Si alguna vez nos veis hablando a los dos a voces lo comprenderéis, estamos sordetas perdíos.
Luego esuvo al cuidado de un compañero de organización al que diagnosticaron un tumor . Lo hizo durante años, y al final resultó que el tumor, que había sido diagnosticado como maligno y mortal, era benigno. Grande , pero benigno. Yo aún no tengo claro si siempre fue benigno a no. Pero tampoco voy a atribuir un milagro a mi amigo. Ahí lo dejo.
Luego se vino para España y trabajó en cosas médicas ‘’profanas’’   que ya no podían significar mucho para él. Pero por estar cerca de sus ancianos padres , se quedó un tiempo, hasta que murieron.
Y ahora, con 54 tacos va el tío  se va a Madagascar y nos manda esta foto.
Indiscutiblemente un malagueño universal. De los muchos que hay que no se ven. Que no quieren ser vistos. Un cristiano anónimo de esos que te hacen hincharte de reir cuando nos meten a todos los  católicos en el mismo saco.
Se llama FERNANDO RICO GONZALEZ, y después de Barman, naturalmente, es mi héroe.