Darkside

Darkside

viernes, 26 de julio de 2013

MARIVÍ QUE TE VÍ

Dijimos: es una vergüenza que los cargos políticos se aprovechen de ellos para sus negocios particulares, más si son a dedo como en el franquismo.
Pensamos: ahora que hemos hecho al transición y estamos en democracia, acabemos con los privilegios.
Decidimos: Si ponemos un sueldo a los políticos no tendrán que depender de su patrimonio personal y cualquiera podrá acceder a la política, incluso los más pobres.
Vimos normal a los ''liberados sindicales''. Vimos normal que los concejales cobraran. Nos parecía que era justo que el que dedicaba su tiempo a la sociedad fuese retribuido.
Y creamos así , si querer, la figura del político profesional.
Y como la política es su profesión, miran por su carrera profesional, se hacen másters y engordan su curriculum a ser posible pagados por el estado, por el ayuntamiento o por el organismo pertinente. Medran y escalan. Trepan.
Y se olvidan de que son servidores. Llegan a despreciar al ciudadano de a pie. Se creen superiores y se dan privilegios . Se dan coches, ordenadores, aparcamientos reservados, dietas, billetes en preferente...
Esto....¿ he dicho privilegios?. Pero vamos a ver, ¿ no es lo que pretendíamos quitar?. #maliao.
-¡Pero hombre de dios, eso son sólo unos cuantos! Los de la cúpula, los peces gordos.
-Sí, eso parecía. Pero acabo de leer lo de Mariví Romero en SUR.

miércoles, 3 de julio de 2013

ENVIDIA ME DAN

Siempre he envidiado a los del Norte, ellos saben divertirse.....corriendo delante de toros cornúpetos entre vómitos de guiris borrachos....levantando piedras..... cortando a hachazos troncachos enormes....¿ Se puede pasar mejor? Sin contar esos divertidísimos bailes donde un tipo intenta levantar la pierna lo más alto posible mientras otro toca un pito o flautilla. Y esos otros que hacen montañas humanas con un chiquillo en todo lo alto. En este caso lo que mas envidia me dan son los de abajo del todo que se tiran un buen rato con los pies sudados de otro sobre sus hombros...ay! quien pudiera!. Luego También envidio mucho a los de Albuñol. Esos que se tiran tomates y se provocan conjuntivitis de tres semanas y salpullidos. Ahora, divertido divertido de verdad debe ser eso de descolgar a una cabra desde el campanario de la Iglesia que se despeñe la pobre.
Mientras nosotros aquí abajo aburríos perdíos, comiendo langostinos de Sanlúcar y Jamón de Jabugo sentaítos al fresco mientras vemos como bailan sevillanas nuestras feísimas esculturales mujeres andaluzas....o en la playa ahí to aburrío con un tintoverano y un espeto...o paseando al atardecer por un paseo marítimo cualquiera escuchando musiquita... o charlando con los amigos en la casapuerta compartiendo un tomate picao y unos chumbos....¡Que no sabemos pasarlo bien cohone!. Definitivamente...envidio a esos chicarrones del norte.