Darkside

Darkside

jueves, 18 de octubre de 2012

EL DOCTOR





No había podido sacarse el carné del Málaga ni el abono de los toros. La marca de su móvil ya no empezaba por ’i’. Tuvo que darse de baja del Plus y de Adeslas. Y justo ahora empezaba con  esos dolores al orinar.
Lo que más le fastidiaba era tener que ir al Centro de salud y compartir espera con los moros, sudacas y rumanos  ’que vienen aquí a abusar de la seguridad social’.
Pero no, se encontró allí con un aparejador vecino de adosado , la profe de  de su hija y un bombero.
El médico fue claro: 
-Sólo hay un especialista que trate lo suyo y es privado.
-Pero doctor, desde que cerré la inmobiliaria no tengo ni un duro.
-No se preocupe, el atiende a algunas personas sin cobrarles. Lo llamaré.
-Gracias. ¿ Como se llama?.
-Munir Abdellah. Es marroquí.

jueves, 11 de octubre de 2012

ANTIGUOS ALUMNOS

-->
                    

Me ha costado iniciar este escrito, porque alguien me lo pidió, y por tanto alguien está esperando algo,  lo cual me pone muy nervioso: siempre en este blog he escrito para mi , sin importarme demasiado lo que los hipotéticos escasos lectores pudieran pensar.
Así que en esta ocasión, también será así.
Hace unos días los  antiguos alumnos de mi COU en Maristas nos reunimos para celebrar el 35 aniversario.
Allí estábamos todos. Sí, todos, bien en presencia física, bien en las conversaciones , bien en la memoria. Dicen los científicos que la molécula más relacionada con la memoria es el ARN , pariente pobre del ADN. Y en mi ARN, en nuestro ARN estáis, estamos,  todos.
El ARN se enriquece con vivencias. La vivencias llegan a nosotros por los sentidos y son filtradas por los sentimientos. De ahí, por ejemplo, la importancia que tuvo la música, el oído, en nuestro último encuentro.
Algunos compartieron aula de 10 metros cuadrados para 40 alumnos durante 14 años . La mayoría menos. Algunas sólo COU. Sin contar los tiempos de ocio. Ni las horas de autobús hasta París. Es posible que alguno o alguna haya pasado menos tiempo con su propio cónyuge .
Hay mucho recuerdo en ese ARN. Muchos lazos, sólo superados por los lazos familiares, claro que estos últimos tienen ventaja, radican en el ADN que en lugar de ribosa tiene desoxiribosa. Está menos oxidado.
Por eso hay que , de vez en cuando, quitar el oxido. Y el mejor antioxidante es el recuerdo y la convivencia.
Durante unas horas hubo confirmaciones, primeras comuniones y decepciones.
Superficialidades y profundidades. Risas y tristezas. Añoranzas y escepticismos.
Grandes descubrimientos.
A mi personalmente me quedó ese regustillo amargo de no haber  prestado mas atención en aquellos tiempos pretéritos a algunos y algunas  que seguramente hubieran aportado mucho a mi vida .
Y habrá probablemente quien sólo ‘’se lo pasó bien’’.
Pero ahí queda eso. Ya tenemos una edad, tenemos que cuidarnos. Tenemos que hacer estas terapias con más frecuencia. Nuestro ARN y nuestro corazón, en el sentido figurado de la palabra, lo agradecerán.
Quien sabe, lo mismo hasta nos estamos vacunando contra el Alzheimer.