Darkside

Darkside

domingo, 29 de enero de 2012

De pregonar y complejos

El pasado puente de los SANTOS que no quitó aún Rajoy, tuve la oportunidad de hacer un viaje relámpago a Alsacia. En Colmar tuvimos el hotel-base y allí visitamos su mercado. Un mercado monacal. El silencio era absoluto. Sonaba el hilo musical. Totalmente cubierto, no entraba luz de la calle , todo eran fluorescentes. Los productos se disponían en los mostradores con total pulcritud y orden las frutas parecían de plástico y los pescados de cartón piedra, los dependientes, técnicos de laboratorio. Siseé varias veces a mi mujer que hablaba como hablamos aquí , en voz ''normal'' pero allí parecían gritos. Olía a ambientador.
Hace unos años por el contrario pude visitar el mercado de Nador, la marroquí ciudad vecina de Melilla. El griterío era ensordecedor. Vendían animales vivos que olían animales vivos. Y pescados muertos que olían a bicho muerto. Todo estaba encharcado y las moscas reinaban a sus anchas sobre los corderos colgados y la chubarquías. La luz era solar, pues era al aire libre en su mayoría. Tuve que pedir a mi mujer que alzara la voz para poder oirla.
Ayer estuve en el Mercado Central de Málaga, la higiene es excelente, el mercado es luminoso , la fruta huele a fruta y el pescado a nada, porque está perfectamente fresco y conservado con hielo en escamas. En algunos puestos han instalado pequeños bares donde la gente charla animadamente delante de un café o una cervecita con tapa. Los tenderos comentan  amistosamente las excelencias de sus productos al cliente que tiene enfrente. A lo lejos se oye un pescadero ''¡ De málaga, de Málaga, los boquerones de Málaga niñaaaaaaa!'' ''Llévate aguacates que los tengo baratos'' grita un frutero. Mi mujer y yo conversamos de lo que vamos a comprar en nuestro tono de conversación normal. El de siempre, el de Málaga, el que llevamos en nuestro ADN cultural desde que hemos nacido. Normal.
Hoy leo en el periódico que está prohibido pregonar.
Y creo que se por que. Porque nuestros políticos son unos acomplejados. Por que todo lo del Norte es mejor que lo nuestro y hay que imitarlos, llamese mercado , llamese autobús RTB, llámese aparcamiento disuasorio, llámese no comer en el puerto.
Y es que no somos capaces de aceptarnos como somos, porque nuestra autoestima colectiva está por los suelos. y es que nuestrospolíticos, una vez más se preocupan de cosas que la sociedad no les demanda, que a los ciudadanos nos trare sin cuidado. ¿Que quieren  pregonar? ¡Que pregonen! ¡Que pregonen como el afilaor de mi niñez, el que compraba colchones de lana usados, el vendedor de chumbos o el de churros tejeringos! ¡que pregonen que es una seña de identidad de mi Málaga y estoy orgullosos de ello!
¡Que pregonen!
Como yo pregono en el otro sentido malagueño  de la palabra , a los políticos ajenos al día a día de los ciudadanos, a sus anhelos y necesidades, a sus gustos y conveniencias. Como pregono a los canallas que se han enriquecido en sus cargos públicos . Como pregono a los que han usado su inteligencia para especular y no para emprender. Y a los torpes y cobardes que no han sabido gobernarnos.
DEJADNOS SER COMO SOMOS. Dejadnos al menos poder comprar cuarto y mitad de jureles como lo hacía nuestros padres, pero sin sus miserias y necesidades. Dejadnos sentirnos orgullosos de nuestra cultura con minúsculas. Dejad que los mercados de Málaga sean de Málaga y no un clon de un mercado europeo. ya os habeis cargado la calle Larios. Dejadnos al menos, nuestros mercados en paz.


LASAETA

lunes, 9 de enero de 2012

ER FURBO

Yo antes comía los domingos con la familia mi plato de los montes o mi pescaito frito, luego me iba al futbol y me tomaba en el bar de la Rosaleda, comentando la previa con los amigos, mi gin tonic , una botellita de esas ridículas minaturas de Larios, a veces , en ocasiones excepcionales me llevaba la bota de vinillo de Casa el Guardia o una petaquilla de Fundador, si hacía rasca. Si llovía entraba con mi paraguas de caballero, negro , como estaba mandado. Me sentaba en mi almohadilla alquilada sobre la grada de cemento.

Hoy día no se si cenar a las 8 de la tarde o llevarme un bocadillo o esperar hasta las 12 de la noche y acostarme recién cenado..Me tomo una Cocacola de medio litro, que no se yo si será peor que el gin tonic, porque el gin aplaca , pero la cocacola excita y da unos gases...No se me ocurre llevarme la petaca, porque cachean al entrar.Bueno, dos veces lo han intentado, pero mii mirada asesina y la frase seca'' usted a mi no me cachea a nos ser que sea agente de la autoridad'' disuadió al auxiliar de vigilante jurado que lo intentó. Eso sí, podría llevarme un paquete de porros o una caja de anfetaminas, o unas rayitas de coca. Hay quien lo hace porque se huele. Bueno, siempre que el olorcillo a urea reconcomía de los wateres o el peste a fritanga del puesto de perritos lo permita.
No se puede llevar paraguas, si es invierno te mojas y si es verano, como tampoco puedes llevar botellas de agua, te deshidratas. Como Frank de la jungla.
Ya no alquilan almohadillas, ni siquiera de aquellas antivandálicas que se abrian en el aire para no llegaran con fuerza al árbitro canalla.
En su lugar tienes dos opciones: sentarte en los asientos plegables de arriba, que cuando les da el sol se engurruñen y se deforman. O sentarte, pagando más, en los asientos de abajo, que tiene pipas y chicles pegados de cuando Viberti era párvulo y agua y barro del arca de Noé. Menos mal que dan periódicos en la puerta. Al final, hemos retrocedido al periódico para poner el culo.
El otro día llegué del fútbol y me dijo mi mujer '' homenaje a Juanito en la Rosaleda'' y le dije ¿ y tu como sabes eso lo has visto en internet? Dice : ''no, lo traes escrito en el culo del pantalón que te regalé por el día de los enamorados.
En fin, despuésde todo te sientas  en tu asiento ergonómico forrado de papel y te dispones a ver tranquilamente el partido ¿ tranquilamente? nooooooo hay un tipo con un megáfono en una esquina del campo especialmente amplificadora que te destroza los oidos con cánticos que ha escrito inspirados en Lorca ya Machado. ''Puta sevilla, puta capital'' '' oé, oé oé oéeeeeee'' ''Caballero , caballero, caballero, Wyyyylli caballero!!!'' ''Tu, tu, tu Lalán!'' Esta gracioso, si, los primeros 89 minutos, emn el minuto 90 el sonido del pi pi pi final del árbitro te suena a gloria, ya se ha callado el tío del altavoz.
Por cierto tengo que comentaros que uno chica canta por megafonía los goles del Málaga. Parecen que le pellizcan el chichi. Pero eso lo haré cuando el Málaga meta un gol. Osea que tardaré unos cuantos post.
Volvamos . Me siento y enciendo un cigarrito. Lo tengo reservado para ese momento. Sólo me fumo dos o tres a la semana , en momentos especiales.
Y ahora, también me lo van a prohibir. Estadio libre de humos, le llaman.
Y de mi, se van a terminar librando de mi.
El año que viene se va a sacar el carnet Sanani.

domingo, 1 de enero de 2012

Mariano Rajoy y Disneylandia.


Mariano Rajoy y Disneylandia
Muchas familias con niños pequeños esperan con ilusión poder ir un día a Dysneylandia.
Es como un paraíso en la tierra donde se olvidan todos los males. Es como formar parte de un cuento de hadas buenas. Es un mundo de reyes que rescatan de la miseria y del maltrato doméstico a jovencillas. Un país de las maravillas de conejos con prisas y reinas que cortan cabezas sin transcendencia. Donde un beso te saca del coma. Donde no hay que trabajar, porque ya lo hacen los enanos por ti.
Es el lugar donde hay que llevar a los niños enfermos incurables antes de morir. Es la Meca, el San Pedro, la Jerusalén a la que peregrinar .
Un mundo de animalillos ejemplares que hablan.
Muchas familias con niños pequeños trabajan duro, muy duro y se quitan de muchas, muchas cosas para poder ahorrar y llevarlos  unos días a aquel paraíso.
Donde el nivel de adrenalina que te producen las atracciones está calculado por expertos equipos de médicos e ingenieros. Donde guardar cola  es el impuesto sobre los futuros 5  minutos de felicidad. Donde la comida es fast y los camareros antipáticos. Donde hay que pagar hasta para mear. Donde las sonrisas son artificiales, donde la cara de felicidad de  los  inmigrantes que hay debajo de los personajes de cuento de peluche es inversamente proporcional a la del personaje que representan.
Muchas familias con niños pequeños viajan por primera vez en avión para ir a París . En un vuelo low cost les hacen sentir como a borregos. Tienen que pagar hasta por beber agua. Y sortean peluches.  En un hotel del entorno del Parque hacen lo imposible porque no se muevan de allí y todo el gasto quede en la empresa. Paquetes Ti. Te ponen una pulserita, pero si por ellos fuera te tatuarían un número.
A pocos kilómetros está el Louvre, Los Inválidos, Versalles, Notre Dame, el Sena…pero ¡hemos venido por los niños! ¡ ya vendremos nosotros a París!, dicen, sabiendo que no será verdad.
Al segundo día están ya hartos, los padres y los niños. Pero hay que aprovechar , que ha costado mucho, Venga, otra vuelta en el Space mountain. ‘’Papá yo voy a largá’’ dice el mediano, cual niño de los garbanzos gandiano. ‘’El Goofy me ha tocado el culo’’ , dice la adolescente. ‘’¿Podríamos comer un ensalada?’’ dice el menor, ante la atónita mirada de la madre ‘’¿Ensalada? Aprovecha y comete otra hamburguesa’’ , dice la madre autosorprendida por lo que acaba de aconsejar .

Ya de vuelta, tras pagar un desproporcionada cantidad de dinero en facturación por pesar las maletas más de la cuenta y cargados de peluches caros que mañana verán a un 10% del precio, en el chino de la esquina, comentarán a todo el mundo lo requetebién que se lo han pasado ‘’¿ verdad hijo?’’ .
En realidad se pasa mejor en la feria del pueblo. Pero con lo que ha costado el viajito…
‘’¡Se ha pasado bien por cojones!’’ dice el padre de vuelta de 12 horas sobre el tractor.

¿ Y que tiene esto que ver con Mariano Rajoy? Se preguntarán ustedes.
Esperen unos meses y no será necesario que les conteste.